5/08/2006

Pasar la página

Mal que me pese, hoy es lunes. Pero eso no es malo, porque estamos a punto de llegar al viernes ya. En ese sentido siempre he sido muy optimista.

Por ejemplo: el lunes ya pienso que es casi viernes; la primera semana de mes (cuando me pasan el sablazo de los pagos) pienso que ya es casi fin de mes y estoy cobrando de nuevo; y cuando llega Navidad es casi verano (think pink!).

Semana nueva, vida nueva (ya sé que es lo que se dice a principios de año, pero no voy a esperar al año que viene para esto), y después de mucho dar vueltas a las cosas el fin de semana, he llegado a la conclusión de que ha llegado el momento de pasar la página.

No voy a quedarme ahí sentada en la cama contemplando las gamusinas nocturnas y autocompadeciendome con el típico "qué desgraciadita que soy". Porque... A fin de cuentas, él no está en su casa pensando en mí, ni preocupado ni nada. Así que, ¿por qué voy a molestarme yo?

¡Sí señor!

La gente (que no sé qué clase de idea tiene formada de mí, pero bueno, también me lo dejo para otro post de autoanálisis), se queda extrañada cuando me ve en mis momentos de bajón, y te miran con cara de "¿cómo tú así?". Pues yo que sé, yo también soy humana, tengo mi derecho a estar "plof" de tanto en tanto digo yo. Si es que hasta mi madre me lo dice, que como alguien con mi carácter... Y bueno, seguro que Atila también tuvo sus días depre, pero el arrasaba los campos con sal, y yo arraso las pastelerías. Formas distintas de enfrentarse a la vida, oiga.

Bueno, la verdad es que esta vez me dio por no comer... Más que nada porque me daba palo salir a la calle a comprar y aun no tengo internet en casa para hacer la compra on-line :_

A pesar de todo, realmente estoy orgullosa de mí, la última vez que estuve en esta situación tardé... Veamos... Quizás un mes o dos en superarlo.

Esta vez sólo me ha llevado dos semanas y media. Supongo que con el tiempo y la experiencia vas pillándole el truco. Sólo lamento que no haya tenido (él) las narices suficientes para decir "se acabó" y que haya dejado todo en el aire pesando que yo me daría cuenta y que llegaría a la conclusión sola.

Pues qué quieres que te diga, esa es la solución fácil. Ned Stark, personaje de la obra de Canción de Hielo y Fuego, cuando sentencia a muerte a alguien (y por un crimen), a la hora de ejecutar sentencia le corta él la cabeza. Porque opina que lo menos que puedes hacer cuando condenas a alguien a muerte es mirarlo a los ojos y escuchar sus últimas palabras.

Hombre, es un ejemplo un poco "pa allá", pero -sinceramente- eso es un tío como dios manda: alguien que toma una decisión y la acepta con todas sus consecuencias, y es capaz de mirarte a la cara y decirte "nena, se acabó, ya no te quiero, no siento nada por ti, mejor lo dejamos".

Qué queréis que os diga. Yo prefiero que me digan las cosas a la cara. Te duelen una vez, te hundes en la miseria, las aceptas, las superas, te levantas, pasas página y sigues caminando.

"Sé la vi" que dicen los franceses (y la tenía pequeñita, añado yo).

5 comentarios:

Jon Nieve dijo...

Juas! Agregada te hayas.

Tengo una frase: "optimista por naturaleza, pesimista por necesidad" es de algún libro de CF, pero no recuerdo autor ni nada...

Pues me explayo. Yo no escribo mis sentimientos más reales por aquí, más que nada, porque hay gente cercana a mí que me lee, y no todos son los que quiero que me conozcan 100%. La cosa es que he crecido con el "todo lo que digas puede ser usado en tu contra" (no, yo no he tenido una infancia feliz XD ) y me he llevado también puñaladas de supuestos amigos, además, como no, de chicas que "me amaban", supongo que por eso me cuido de hacer llegar mi vulnerabilidad a cualquiera... aunque en el fondo me dá igual, prefiero no compartir mis pensamientos con los típicos depredadores de sentimientos que aprovechan para falaciar sobre los demás. (Ves, me explayo sin misericordia ninguna :D )

Sigo. Yo también arraso con las pastelerías :P pero no cuando estoy depre... en cualquier momento. Je je, mis amigos hasta me llaman colibrí, por eso de ser pequeñito y encantarme el dulce :D qué se le va a hacer.. juas!

Y por supuesto, hay que ser persona para ser como Ned. De acuerdo que a veces cuesta, que se puede hacer difícil, pero hay que saber aceptar las consecuencias de los actos. De cara y dando oportunidad a la otra persona a que no cargue con el peso y las consecuencias de tu decisión.

Pero bueno, no soy yo el que exiga a nadie ser así. Que cada palo aguante su vela, y personas así, mejor no cerca de mí. No hace falta que estén lejos tampoco, pero sí que no se acerquen demasiado..

Y ale, ya te he rellenado un poco el hueco.. jeje.

Nos leemos.

PD: En Asshai nadie hablará mal de ti, que son muy buena gente. Bueno, igual alguna rata que hay por ahí.. :)

PD: Ysondra... no logro ubicarlo, ¿Dragonlance?

Ysondra dijo...

"optimista por naturaleza, pesimista por necesidad"

Por lo general tiendo a ser bastante optimista, salvo en mis accesos de inseguridad, que lo veo todo negro (o "deep blue", en cualquiera de sus interpretaciones).

Mi infancia tampoco fue muy tranquila y feliz, pero bueno tampoco me quejo. Doy gracias a todo el mundo que ha contribuido a hacer de mi un monstruo mejor.

Siempre me vi como un Ender Wiggins xD.

La gente, evidentemente, puede hacer uso de su conocimiento de mi persona como mejor le plazca. Evidentemente soy sincera, pero no idiota. Cuento lo que quiero contar :P.

Estoy al corriente de que algunas personas pueden utilizar mis palabras en mi contra. Sólo hay una pega: me importa tres pimientos lo que puedan opinar. Las únicas opiniones que me pueden afectar son las de aquellas personas a las que tengo afecto y estima.

El resto, que conjeture lo que quiera.

A ver si alguien se piensa, que a los actores y gente famosa les importan y afectan todos y cada uno de los cotilleos y opiniones que pueda tener de ellos la gente de a pie.

De ser así, se habrían suicidado todos, y Hollywood no pariría suficientes estrellas de repuesto.

En lo que al hecho de ser "persona" se refiere, hay pocas personas en esta vida. Para infortunio de la mayoría, prima el cobarde por naturaleza.

E Ysondra, viene de la trilogía de "El Señor del Tiempo". Uno de mis personajes favoritos fue Yandros. Con las letras de su nombre me hice un nick en femenino, hará 9 años o así =).

Jon Nieve dijo...

ok, no me podía esperar menos de alguien que se leyó Juego de Ender a los ¿8 años?

O_O

Ysondra dijo...

A los once xD

Me lo dejó mi padre.

Quiero a mis padres porque me enseñaron a adorar los libros y disfrutar de la lectura.

Es un regalo que no tiene precio.

*^-^*

ChusZ dijo...

Yo también prefiero que me digan las cosas, por mucho que duelan. De hecho odio que las dejen en el aire; no es más que un acto de cobardía; encima eso provoca que me coma todavía más la cabeza de lo que ya suelo hacer solo. :/