7/24/2008

Fuera de onda

(c) Peggyly - My Baby 2


Últimamente estoy ampliando mi biblioteca gastronómica, para el hipotético día en que tenga tiempo de cocinar, porque me haya jubilado, esté en el paro o tenga la baja. Nunca se sabe.

Una de mis ilusiones más grandes es aprender a hacer un pan decente para comérmelo tranquilamente con un buen menú, y en compañía. En fin, es muy frustrante. Creo que nací unas cuantas décadas tarde, porque no es algo que se estile mucho ya.

A parte de una gran piscina y un buen jacuzzi, la otra cosa que me haría muy feliz es tener mi pequeña plantación de tomateras. No sé cuándo carajo el tomate dejó de ser tomate para ser una bola redonda roja por fuera y verde por dentro, insípida. Yo me acuerdo que cuando iba al colegio, allá por 1990, los tomates sabían a tomate, hasta que un buen día Julieta (la dueña del colmado de al lado de casa de mis padres) me dijo que habían llegado unos tomates "nuevos" que iban madurando por el camino.

Qué chuli pensé yo. Qué curioso.

Los cojones, "curioso". Los cojones, "qué chuli".

Puta mierda de tomates que hoy no saben a nada. Hoy en día se podría hacer un chiste estilo “Lepe” sobre cuántos tomates se necesitan para hacer un buen pan con tomate.

Cuando tuve mi primer novio, un chico que conocí en una discoteca de Badalona (Gran Velvet, ya ves tú qué sitio para sacar pareja…), un día caminando por la Rambla nos encontramos una pareja de jubilados amigos suyos, que nos regalaron un par de tomates recién recogidos. Joder… ESO era un tomate: Enorme, maduro, tierno por dentro, con pulpa, jugoso, que se deshacía en la boca con una explosión de sabor y ese regusto dulzón que se sobrepone al ácido. Eso era un tomate, no la porquería que me venden en Caprabo.

Desde pequeña me ha gustado siempre cocinar, pero hoy en día no hay tiempo. No hay tiempo para cocinar, no hay tiempo para conocer gente, para tener familia… Joder si ni para cagar hay tiempo ya.

Mis primeras experiencias culinarias fueron con el libro de mi madre, el “Manual de Cocina” del Instituto Crandon. Un clásico de la cocina uruguaya. Ese libro se lo regaló mi padre a mi madre cuando se casaron, en un intento de sobrevivir a la convivencia marital. Supongo que más o menos funcionó, porque treinta y un años después aun respira xD

El caso es que no recuerdo bien cómo, un día se me dio por empezar a cocinar. Empecé con unos escalopes… Y la jodí. Sí, sí. La jodí. Porque me quedaron buenos. Y de verdad insisto que en mi casa lo peor que te podía pasar era que te dijeran que algo te había quedado bien porque… Te ibas a encargar de eso hasta que te mueras o te independices. Y bueno, después también vinieron los bizcochos, los pasteles, las empanadas, las galletas… Y siempre estaba mirando el Crandon. Era lo más parecido al libro de recetas mágicas de Papá Pitufo. Era viejo, de cartoné, tapas rojas, y hojas amarillentas que empezaban a oler a antiguo. Algunas páginas estaban manchadas por el haberles caído ingredientes a lo largo de tantos años de uso.

Era un tesoro familiar. Quizás el único tesoro familiar, el recuerdo de un país en el que nací y no conozco. Quizás los buenos momentos de mi madre en su matrimonio. Quizás las comidas con sus amigos. Quien sabe.

Cuando me independicé, me lo llevé a casa, porque a fin de cuentas cocino yo más que mi madre… Lo cual, teniendo en cuenta que hace tres años que como de restaurante al mediodía porque no tengo tiempo de ir a casa, indica que mi madre cocina más bien poco (muy, muy, muy poco). Como diría Sara: bienvenida a la era de la comida rápida, los congelados, y el microondas.

Bueno, y lo del microondas ya… Mi madre me regaló uno que tenía por ahí. Yo, que no iba a tener un trasto de esos del diablo en mi cocina en la puta vida. Y ahí está, al lado de la nevera. No es que lo use mucho, pero a veces descongelo alguna cosa de La Sirena. Voy a morir… Voy a morir con tanta porquería que como. No podía morir como las cucarachas a polvos, no… Moriré por exceso de grasas y colesterol y radicales libres y todas esas mierdas.

Total que al final mi madre un día me reclamó el Crandon, en nuestra eterna disputa de quien tiene la custodia del libro si yo que lo “uso” o ella que es suyo. Y claro, ganó ella. Así que inicié mi peregrinaje virtual para conseguir mi propio Crandon, cosa que llegará a casa en breve, espero dos semanitas. Mi propio ejemplar del Crandon ^^ Ahora solo espero tener algo de tiempo para cocinar.

A veces pienso, no sé macho, quiero una familia normal. De esas que se levantan por la mañana, desayunan algo preparado en casa, no sé tortitas, o galletas, o un bizcocho, viendo los dibujitos en la tele. No sé. Hacer un buen pan casero, una rica carne al horno con guarnición, precedida de una ensalada, y acabar con un buen café y unos postres. Joder. Cosas de las que hacía la gente antes. Que no estaban más locos que nosotros ahora, y yo que sé, eran educados y tenían buenas costumbres, y hablaban con otras personas EN PERSONA y no a través del móvil o el PC. Joder. No es algo tan difícil. O vamos, sí lo es, pero no debiera.

Así que nada, sigo adquiriendo volúmenes para mi colección para el día que pueda hacer buena cuenta de ello, y encuentre alguien que no tenga muchos inconvenientes con mi hobbie.

Mis últimas adquisiciones fueron:

- Dulce lo vivas
- La cocina sefardi
- El aprendiz de panadero

Sí, últimamente me dio por la cocina sefardí. Tienen una cantidad de recetas, y unos postres… Espero que cuando tenga tiempo para cocinar, también lo tenga para ir al gimnasio xD

Creo que la gente hoy en día no piensa como yo. Quiero decir, no es que sea una retro, que me encanta viciar al WoW, trastear con ordenadores, ser capaz de vivir mi vida independiente, haber sido criada de manera que tengo mi propia personalidad y no me dejo pisotear por la gente (salvo por dinero claro, pero es lo que tiene trabajar para otros xD). Pero joder… ¿Qué tiene de malo que además me guste cocinar y aprender a tejer bufandas?

7 comentarios:

Davros dijo...

Yo también estoy empezando con eso de la cocina. Al principio lo miraba así como con recelo pero coñe, me gusta xD. El otro día hice unos escalopines al cabrales impresionantes... y de las croquetas al boletus ni te cuento xD

Ysondra dijo...

xD

La cocina es diver =)

Oye, ¿qué es eso de las croquetas al boletus? Pásame la receta si están ricas xD ^^

Buah tío, qué días más raros, resulta que me piro así improvisadamente esta tarde al salir del curro a Murcia xD En cuanto llegue y sepa más o menos dónde paro, llamo al Efren =) A ver si lo veo.

Tócate los pies que la última vez que estuve allí fue en el antro del TNT. ¿Te acuerdas?

Qué tiempos...

Ashha dijo...

Hola señora de otro siglo

:)

PD: Macarooons

CARAMELO dijo...

Hola Ysondra!!!!Cocinar desde mi punto de vista es una forma de compartir un pedacito del alma con tus comensales, me encanta cocinar con amor, la rutina me agobia y desde q estoy casada y tengo q ser super girl, la cocinadera a veces me ladilla, entendida como rutina, aunque prefiero mil veces cocinar yo por rutina y no comer fuera de casa, pero hay vamos, creando cosas en la marcha, la ventaja es q a mi marido tambien le gusta cocinar y con frecuencia me sorprende, ojala algun dia pueda probar una de tus especialidades sefardies...Q estes bien, Guapa!!!

Raza dijo...

Pues siento estar en completo desacuerdo con todos los aquí presentes..... cocinar es un asco y punto

Vanguelor Dönitz dijo...

Jo, después de ese "y punto" me he replanteado mi existencia y todo lo que opino de la cocina.. pfff.

Raza, sin acritud: no mereces cocinar ni que nadie cocine para tí.

Ysondra, llegué a tu espacio por las cachipollas de Pratchet y me gusta mucho. Felicidades.

Ysondra dijo...

Caramelo!

Llevo eones perdida de aquí, desde este post prácticamente sin mucho ánimo de escribir, pero bueno, ya vuelvo a la carga. Espero que a ti te esté yendo todo bien y que hayas encontrado curro, después me paso a ver las últimas noticias =)

Raza... Cocinar igual es un puto asco, pero no que te cocinen, te quejarás xD ¬¬

Vanguelor, aló y bienvenido sea tu estancia breve o permanente. Las cachipollas de Pratchett son de lo mejor xD =)

Un saludo a todo el mundo =)