11/20/2007

El dinero no da la felicidad

Autor: Desconocido

La compra hecha.

Eso dice el msn de un amigo, y la sabiduría popular.

También hay quien dice que el dinero no lo es todo en esta vida, pero eh: no nos engañemos. Es mentira todo. Quizás no te da la felicidad completa, pero ayuda y mucho.

Últimamente medito mucho al respecto.

Es curioso, pero a pesar de mi modesta forma de vida (opulenta para algunos otros cánones), tengo todo lo que pueda necesitar y esté al alcance de mi mano. Así que tengo mi pisito con sus chucherías, con sus detallitos, y los caprichitos que me he querido dar.

Dice mi madre que tengo mucho más de lo que mucha gente tiene. Y sí, es cierto. Pero no es suficiente. ¿Por qué será que siempre quiero más? ¿Qué mejor muestra de que soy humana? Pero también me doy cuenta que no por más que tenga soy más feliz.

La felicidad no es la tele de treinta y dos pulgadas, es poder hacer un viaje.

Felicidad tampoco es el aire acondicionado, es poder regalar una camiseta.

Felicidad tampoco es el parqué, es ir descalza por la casa y poder tirarme por los suelos a leer un libro.

Ejejeje... Pero felicidad, es un portátil. Sí señor. Eso sí que es felicidad. Y felicidad es estar aprendiendo a dibujar, y una tableta digitalizadora (que aun estoy aprendiendo a utilizar, y lo que me queda).

El dinero no da la felicidad, pero ayuda mucho. Y da tranquilidad. No se puede ser feliz y vivir intranquilo y en la cuerda floja. La felicidad va muy ligada con la estabilidad. Y eso sí que lo compra el dinero.

Con dinero te compras la casa, finiquitas la hipoteca, te pagas la comida, la ropa, pagas los hijos, pagas los gatos, pagas los viajes... Pagas el profe de inglés. Pagas la uni, pagas el coche, el carné de conducir. Los libros, los comics, la tele por cable, la suscripción a tu MMORPG favorita, la lavadora de tu madre, los regalos para la gente que aprecias, el teléfono, el gimnasio, los médicos...

Una vez tuve una conversación sobre esto con Ferran también. Me decía que él para estar enamorado no se fijaba en la condición de la otra persona, y que le daría igual que la otra persona fuera pobre. Supongo que dejé de ser la princesa perfecta cuando le dije que yo ni en pintura pensaba eso.

Siempre hay unos mínimos para todo. Para el físico, para la inteligencia, para la cultura, para el nivel profesional. Qué ogro le parecí cuando le dije que yo no podía enamorarme de un mendigo. Entre otras cosas porque jamás de los jamases habría reparado en su existencia. Cada uno tiene su listón.

Pero bueno, en aquel entonces, él pensaba que el amor tampoco se compra con dinero y quería que yo respondiera a preguntas como "¿te acostaría con alguien por un millón de pesetas?" con un "no" rotundo, cuando en realidad la respuesta es mucho más compleja.

A veces no deberías hacer preguntas para las que no quieres escuchar ciertas respuestas. Pero bueno, así somos los humanos: curiosos y masocas.

Me pregunto cómo le habrá ido con su carrera de filosofía. Hace muchísimos años que no sé nada de él. Pero creo que su idealismo desaparecerá a base de bofetones reales o de porros. No tengo mucha idea de qué le pasaría primero.

Sus amigos siempre me dieron un poco de cosa. No parecían malos tipos. Pero vivían en su mundo "feliz" de las pastillas, los porros y no estoy segura de querer saber qué más. Estoy segura de que a él también le atrapó esa vida. Espero que al menos, no demasiado, pero en todo caso, cada día que pasa debe estar más próximo a pensar como yo.

Él también empezó a trabajar. Recuerdo que sus padres le daban el dinero para los cigarrillos y para salir de fiesta, cuando yo ya estaba buscándome la vida ni que fuera dando clases. Yo le recordaba que él quemaba el dinero que le daban. Pero claro, no era su dinero, el que le costaba su esfuerzo ganar.

Por qué será que a veces lo que te regalan no lo valoras tanto. Por qué será que las cosas fáciles que te ofrece una mano gentil no es suficiente. Por qué seremos así de imbéciles. Porque somos humanos, supongo. Pero cuando empiezas a sufrir tú por cada cosa que te tienes que llevar a la boca... Empiezas a aprender el valor de las cosas.

Mi hermano pequeño, de doce años, ahorró para comprarse una PSP que tiene ahí muerta de asco. Trescientos euros a la basura. Y me sorprendí a mí misma diciendo todo eso que me dijo un día mi madre "no malgastes el dinero", "ahorra", etc., etc. Y sé perfectamente que él no entenderá nada de nada hasta que no tenga que ganarse las cosas con su propio sudor.

Es curioso, que estemos destinados a repetir la historia una y otra vez. Es curioso, que por más que te adviertan de las cosas, no aprendes hasta que lo sufres en tus carnes. Así que por eso, muchas veces desisto de dar consejos estúpidos, porque es una pérdida de tiempo.

Muchas veces, por más que sabes que la otra persona va de cabeza a al ruina, no puedes hacer nada, solo tienes que sentarte a esperar a que se estampe contra el muro, y estar ahí con el botiquín.

El otro día un amigo me contaba que un conocido suyo compró la cuenta de Warcraft por siete mil euros, que tenía las dos espadas épicas de Illidan. Siete mil euros, una aberración, automáticamente pensé lo que podía hacer yo con ese dinero. Sin embargo, el actual dueño de la cuenta pensó "qué barato". Porque es una minucia para él. Del mismo modo, yo he preferido adquirir servicios en vez de tener que estar gastando mi tiempo en conseguir cosas que otra persona preferiría trabajar por sus medios.

Tiempo contra dinero. Esta es otra discusión que he tenido tantas veces... ¿Cuánta gente cuece el pan en su horno cada día para comer? ¿Y cuánta gente simplemente baja a la panadería a comprar el pan? ¿Pasa algo por comprar el pan ya hecho? No. Pues entonces, qué problema.

Yo creo que todo se reduce a envidia y un concepto erróneo de justicia.

Entonces, cuando la envidia corroe y ataca el "no es justo" porque ven que el de al lado tiene algo que tú no (el coche, el chalet, el yate, el viaje al rededor del mundo, y cualquier otra cosa que puedan imaginar), la gente se refugia en pantomimas como "el dinero no da la felicidad", "el dinero no lo es todo", pero una vocecita en el interior sabe que quien dice eso, es la Envidia.

Quizás el dinero no da la felicidad, pero te ayuda a pasar la vida de la forma más cómoda y llevadera posible.

5 comentarios:

DrKarl dijo...

Bueno, lo cierto es que hay muchas, muchísimas cosas mucho más importantes que el dinero... pero son tan caras!! Me he puesto a escribir y me ha salido algo muy largo, así que te lo mandaré por mail en lugar de ponerlo aqui, porque me he puesto a hablar de cosas que estoy convencido de que no interesarán a ninguno de tus lectores...

Ysondra dijo...

Buh!

Me parece guay, pero... Y mi mail? xD :_

No lo he visto :_

Por cierto, que ya estoy en Barna =) A ver si quedamos y recojo mi gato de hace ya no sé... Dos años? xD

De todas formas, lo que quieras escribir, eres libre de hacerlo, y quien no lo quiera leer, pues que no lo lea =P =)

Anarelion dijo...

Hmmpf, sabes lo que pienso, que el dinero no da la felicidad, si, ayuda, cierto, en que ganas en estabilidad, en que ganas en tranquilidad, pero se puede ser igualmente estable y feliz con muy poco. Todo depende de como te tomes las "necesidades" y los "caprichos".

Lo que es necesario para ti no tiene por que serlo para otra persona, igual que lo que te hace feliz a ti no hace feliz a otra persona.

Tratar esto como una máxima es como decir que 1=2.

Leete el libro de la camara de video y trata de aprender algo ;)

Ysondra dijo...

Pues joder, con la de colas de raid que me estoy ciomiendo, y teniendo en cuenta que solo necesito 12 primal fires más, y 5 primal air... Y que eso lo acabo mañana...

Voy a tener tiempo de leer a saco xD

Nya :_ Heroes! Heroes >_< Misa no tene capítulo 8 ni 9 :_ Pobe, pobe, pobe de mí :_

No sé, ahora que acabé Tokio Blues... No sé qué leer. Me he vuelto a Casa Corrino, quería un libro más ligero. De todos los libros que compré últimamente, no hay ninguno qu eme llame la atención ahora mismo. Estoy en un momento de lectura rápida. Quizás me pondré a leer a David Eddings, o retomaré Robin Hobb... Ni idea.

Ando descentrada =P Un síntoma clásico de nuestros tiempos xD

Ves? Sin dinero, no hay libros xD

Alejandro Barrenechea de la Cruz dijo...

Alguien sabio dijo estas palabras: "El Dinero No Hace La Felicidad, Pero..... ¡Como Ayuda!