10/22/2007

Cáncer del alma



A veces me pongo a pensar en lo curioso que es saber que a pesar de lo que cree la gente, vivimos todos en el mismo planeta, pero en mundos muy distintos.

Pienso por ejemplo en Joan, mi ex (bueno, uno de ellos), y su pasmosa y envidiable forma de ver la vida. Tan simple, tan sencilla, donde todos los problemas tienen solución y lo único que necesitas es sacar la varita mágica de la comunicación.

Pero en mi mundo, que no es el suyo, esa varita muchas veces ni basta ni funciona.

Él vive en un siglo XXI donde Internet es algo extraño y en desuso. Para él no existe tampoco el móvil. Sólo existe el cara a cara, y eso hoy en día es envidiable. No le gusta la comunicación digital, ni el teléfono, por todos los matices que pierdes en el camino…

Pierdes los gestos, los ticks, las miradas, la cara, lo que dicen los ojos escondidos tras las palabras… Y por eso, no le gusta hablar de cosas importantes si no es de bis a bis.

En ocasiones, cuando hablamos una hora por móvil, creo que piensa que estoy loca, pero accede porque sabe que para mí es algo urgente y no puedo esperar a hablar en persona otro día.

Él si tiene un problema, lo habla. Si le gusta alguien, se lo dice. Si siente algo, lo transmite. Si quiere gritar, grita. Si quiere reírse a carcajadas en medio de la calle, se ríe. Si quiere abrazar a alguien, le abraza.

No está podrido por los convencionalismos. Ni él, ni tampoco lo están sus amigos.

Soy la única persona que conoce y ve con asiduidad que no viste ni indie ni hippie, y que lleva tacones. Eso le hace mucha gracia cuando paseamos… Dice “Cloc, cloc, cloc”, imitando el ruido que hago al caminar, y se ríe. Me dice que lo hago todo complicado. Hasta ponerme zapatos incómodos.

Una vez le dije en broma que es porque vivimos en mundos distintos. Cuando le cuento mis “problemas” les pone solución ipsofacticamente… Pero yo tengo que rechazar sus soluciones, porque en mi mundo las cosas no son tan sencillas y todo el mundo las hace complicadas. Es un hecho.

En mi mundo, las palabras son peligrosas, esconden mil significados y andas siempre interpretando. La gente es falsa, te sonríe mientras saca el cuchillo por la espalda. No reímos a carcajadas por la calle. No saltamos en el trabajo. No chillamos.

Somos comedidos...

Estamos castrados emocionalmente.

Para mí él es un energúmeno, y para él soy yo la que no funciona bien. Son diferentes puntos de vista.

En su mundo, si sientes que quieres, o que necesitas abrazar a alguien, tiene una solución tan fácil como estirar los brazos y demostrar todo tu cariño hacia esa persona. En el mío, estirar los brazos es peligroso, a veces doloroso, y tal vez también esperas un rechazo. Así que muchas veces, te reprimes y por más que quieres no lo haces.

Él no se queda con cosas que quiera hacer. Dice que solo tiene una neurona y la tiene para cosas más importantes que pensar en esas tonterías. Así que si aprecia a alguien y quiere demostrar afecto, simplemente lo demuestra.

En su mundo, expresa lo que siente de forma natural y sin miedos. En el mío, los sentimientos se enquistan y crecen como un cáncer del alma.

No hay quimioterapia para eso. Es algo que a veces se cura, y a veces no. Cuando sucede es con esfuerzo y práctica. Es complicado, pero se consigue aprendiendo a soltarse poco a poco, y perdiendo el miedo.

A veces duele y siempre es muy difícil, pero los pequeños progresos que haces por el camino, valen mucho la pena.

Duele mucho más guardar todo lo que tienes dentro.


*** Now Playing: Benassi Bros - Illusion

5 comentarios:

Rince dijo...

Mis felicitaciones, ha quedado una entrada redonda, tanto en la forma como en el contenido.

Y, por supuesto, mi más sincera enhorabuena al ex, por ser capaz de Ser en un mundo donde la mayoría sólo consigue aparentar.

Ysondra dijo...

xD

Nas Rince =)

No se lo digas muy alto que despues se lo cree xD

Ty ^^

Nashiel dijo...

Pues a mi tb me gustaria vivir en el mundo de Joan pero por desgracia vivo en el mio k no se pq me da es igualito que el tuyo... es una pena pero es asi...

CARAMELO dijo...

Chaaamaa!!!Esta finisimo tú post!!!que suerte encontrarte en el camino con personas como Joan, yo tambien era como tú hasta que entre en la Uni ha estudiar sociologia, cuando conoci la politica, la economia y el poder, dije, OOhhh, ohhhh, yo no quiero formar parte de esto. Y bueno, nada, quizas soy un poco como tu ex.Saludos!!!

Ysondra dijo...

Ty Caramelo. Yo no aspiro a ser como Joan, pero hay un par de cosas que tengo que decir o cualquier día me muero xD =)

Él es un tío peculiar, y por lo menos me alegro de que siga siendo mi amigo aunque a veces le estrangularía xD