10/01/2007

Dios los cría, ellos se juntan...

... Y el viento los barre.

También podría servir "Mal de muchos, consuelo de tontos".

Estaba leyendo las noticias, como cada mañana, y ya el viernes me pareció escuchar algo de esto.

Parece que invertarse la propia vida es algo más frecuente de lo que me pensé en su día... No entiendo cómo puede estar tan enferma la gente, por favor... Y para muestra otro botón. Aunque esta mujer superó con creces a mi ex-mejor-amigo, con un impacto mediático muy considerable y aguantando (no sé cómo) el palmito tantos años delante de todo el mundo.

Desde luego... Qué vida más triste para tener que organizar algo de este calibre.



*** NEWS - La Vanguardia, Ed. Digital, 1 de octubre de 2007

Una buena profesional y mejor embustera

Fue en el verano del 2001 cuando la barcelonesa Alicia Esteve Head empezó a ser la neoyorquina Tania Head que hoy, una vez descubierta su farsa como superviviente del 11-S, ocupa tantos titulares en la prensa de ambos lados del Atlántico. Tras una vida dedicada a los estudios empresariales y al trabajo en una importante compañía local, encontró en la tragedia del World Trade Center de Nueva York un nuevo espacio para desarrollar sus fantasías: historias que, al parecer, siempre inventó sobre su vida sin importarle el daño que pudiera hacer a los demás (y a sí misma).

Durante su formación académica, Alicia Esteve pasó por diversos centros universitarios, entre ellos Esade, una de las escuelas de negocio más importantes de Europa. Allí, entre los años 1999 y 2001, cursó un máster en gestión empresarial (MBA). Fuentes de esa escuela la recuerdan como una buena alumna que aprobó sin problemas. Sus compañeros, sin embargo, no guardan el mismo recuerdo. La apoyaron cuando quiso ser delegada de curso, pero a las pocas semanas de haberla votado se dieron cuenta del error. Utilizaba el cargo para darse un protagonismo excesivo en lugar de trabajar por los intereses de sus compañeros. Así que pidieron a los profesores una nueva votación para retirarle el cargo de representante de los alumnos.

A pesar de que hacía bien su trabajo, Alicia Esteve se quedaba sin amigos a causa de sus historias inverosímiles y su afán de ser constantemente el centro de atención.

A finales de los años noventa, cuando era una empleada de Hovisa, la compañía que gestionaba el complejo turístico en torno al hotel Arts, consiguió la confianza del directivo Takeshi Hironaka. Sogo era entonces uno de los principales socios de Hovisa. Era muy importante que los empleados dominaran el inglés y Alicia, gracias a que es inglesa por parte de madre, cumplía este requisito a la perfección: fue la secretaria de Hironaka.

Sin embargo, apenas tenía compañeros en los que poder confiar. Uno de los que más atención prestaban a sus cuentos recuerda para La Vanguardia relatos que ahora no sabe si creerse: "En 1999 Alicia me explicó sus planes para el Fin de Año, ya que había previsto una gran entrada en el nuevo siglo. Me contó que primero viajaría a las islas Tonga, en la Polinesia - primer lugar del año 2000 en que se podría contemplar la salida del sol-, y que inmediatamente después viajaría a Australia para despedir al siglo XX. Me tenía confianza, y también me explicó que su madre había sido invitada a la boda de la infanta Cristina porque en segundas nupcias se había casado con un hombre muy relevante de la sociedad catalana, aunque no me quiso desvelar de quién se trataba".

El afán de protagonismo le llevaba, en más de una ocasión, a dar lástima a las personas de su entorno. Las heridas en un brazo que supuestamente se hizo durante los ataques terroristas del 11-S contra las Torres Gemelas resultaron ser en Barcelona la consecuencia de un accidente con un Ferrari. A otro compañero le contó en una ocasión que, además de tener el brazo impedido, "llevaba una prótesis en la cadera a causa de una fractura producida por el mismo accidente de coche". Su mano - explica el mismo compañero- daba bastante angustia y me confesó que acudía con frecuencia a la clínica Mayo, en Minnesota, para reconstruírsela con injertos".

Fue con esta sobredimensión de la realidad que Alicia viajó a Nueva York en el verano del 2001, unas semanas antes de que Al Qaeda destruyera las Torres Gemelas. El atentado le abrió las puertas a la hipérbole fantasiosa que ha vivido desde entonces como falsa superviviente de esa matanza.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Alucinante, las películas que se monta la gente O_O

Muy chulo tu blog ^^

Un saludo,

Tauda

Ysondra dijo...

Asias, asias *^-^*

Pa que veas...

Y parafraseando al compañero de piso de Hugh Grant en "Notting Hill", "Después te contaré una historia que te dejará las pelotas arrugadas como pasas".

xD =)

Nos vemos dentro! Un besito :*

Por cierto, en nada sale Nana 16, y ya han licenciado el anime *^-^* Kya! ^^

Anónimo dijo...

Jurrrr, necesito el 15!! pero estoy sin gasoil y me he dejado la cartera en casa xDDD, que desastre >.<
Bueno, igual espero a que salga el 16 y así me los leo los dos de golpe...

Nos vemos :*****

Tauda

Nashiel dijo...

Callate que con la escasez de economia que tengo aun ando por el 14 XDDD

No importa, ya me pondré al día...

Yo tb conozco gente que se inventa accidentes de tráfico, peleas etc etc...

Ysondra dijo...

Jajaja

Tenéis que leer ambas "Forest of the Gray City", poblicado por Ivrea... Mola mucho y son solo dos tomos xD ^^

Ya es sábado, ya es sábado y ya estoy en el teatro ^^

*^-^*

AsHa dijo...

Alucina vecina.. y nosotras creyendo que conocíamos los peores casos... JA!

En fin, por lo menos no se ha lucrado no? o si? sólo era un poco de atención lo que requería o la tia en cima se ha forrado?

SIn comentarios...

ChusZ dijo...

Por lo que he leído y escuchado, incluso ha pagado dinero.
Debe estar muy mal la señora esa, para tener tanto afán de protagonismo... -_-