6/09/2009

Me he mudado

Pues sí...

El día tres de junio dejé de ser barcelonesa para pasar a ser oficialmente una egarense más con residencia habitual en Terrassa.

Me acuerdo que el año pasado, cuando revisaba los propósitos de año nuevo y taché el "dejar de morderme las uñas" me pareció increíble. Era de esas cosas que -aunque pueda parecer estúpido- pensaba que jamás dejaría de hacer. Contra todo pronóstico, un día me levanté, me miré las manos y pensé... Joder, esto no puede continuar así. Y ya está. Ahora incluso llevo las uñas largas y una lima en el bolsillo. Acojonante.

Este año ni siquiera me digné a hacer un listado de propósitos.

En realidad tenía prácticamente todo lo que quería, y las pequeñas cosas pendientes, eran del listado de 2007. Así que no tenía muchos planes que cumplir antes de soplar las treinta y una velas en noviembre.

Pero es como se suele decir, ¿no? La vida da muchas vueltas: te cambia todo en un segundo... Y en esas me encuentro yo, que ahora vivo en Terrassa en mi propio piso, con la hipoteca a las espaldas.

La verdad es que fue todo muy rápido, como un flechazo.

Lo vi el 2 de mayo y el 21 ya estaba en mis manos. Ahora somos cuatro en la familia: los dos gatos, la hipoteca y yo. Mal mirado, si hay algo que sobrevivirá a mis felinos, va a ser la hipoteca. Increíble.

No siento nada diferente, aunque la verdad es que la idea al principio acojona mucho, pero si lo miras en frío, es casi como pagar el alquiler.

Ahora me tengo que levantar todas las mañanas a las seis, para venir a Barcelona porque sigo trabajando donde siempre. El látigo del tiempo golpea con más fuerza, y soy una nueva esclava del reloj.

Antes, si me dormía, todo se arreglaba con un taxi. Ahora no hay moral (ni bolsillo que soporte) para coger un taxi desde Terrassa a Barcelona. Pero todo es una cuestión de organización y cambiar un poco los hábitos para adecuarlos a mi nueva vida.

No han sido pocos los amigos que me han dicho que estaba loca yéndome a vivir tan lejos. La cosa es que si hubiera comprado el piso en la capital, hubiera tardado lo mismo en desplazarme hasta el trabajo. Al menos ahora vivo en un muy buen barrio de una pequeña, pero bonita y acogedora ciudad. Sigo estando en el centro del meollo, al lado de las tiendas, e incluso tengo una librería friki para los momentos de mono total.

Sin embargo, a pesar de que el centro debería ser bullicioso, comparado con Barcelona todo es más tranquilo. Tanto es así, que hoy incluso, al toparme en el bus con la caravana en el cruce Diagonal - Entenza, me quedé pensando "Es que esto allí no pasa ni en pintura", y eché de menos esa tranquilidad.

Los que lo han llevado peor han sido los gatos.

En la misma semana -y con dos días de diferencia- les tocó vacuna, revisión médica, peluquería y mudanza. Estaban de los nervios. Nunca les había visto bufarse, gruñirse, pelearse... Un estrés. Imagino que si yo estaba histérica con las setenta y cinco cajas de la mudanza en un piso de treinta y nueve metros cuadrados (teniendo en cuenta que solo lo veía de noche al volver del trabajo), ellos peor, que no podían moverse por ningún lado.

Me decidí a trasladarlos el sábado antes de la mudanza del piso, para que no tuvieran que estresarse con todos los muebles desmontados, el tráfico febril de cacharros y el vaivén de los desconocidos.

Ahora estamos los tres felices, en un piso de noventa metros, con un ventanal de cinco, y luz natural para aburrir.

Fue muy gracioso el primer fin de semana cuando se calmaron, ver a Rei caminar de una punta a la otra del ventanal, muy concentrado, mientras observaba algo en la calle. Al asomarme a su lado, me di cuenta que lo que hacía era perseguir un gorrión.

En el barrio de Barcelona del que éramos vecinos, no era una imagen habitual. De hecho ni siquiera había oído un pájaro cantar. Así que esa novedad le llamó muchísimo la atención.

Uno de los motivos por el que causó sensación la mudanza a un piso tan amplio, entre mi círculo, fue que soy la única propietaria y no voy a vivir con nadie -de forma habitual, lo que no quita invitados-. Prefiero sinceramente, vivir en un piso grande que me puede durar varios años, a uno chiquitísimo donde dentro de cinco estaré hasta la moral porque me quedé de nuevo sin espacio.

De todos modos, nunca está de más tener una habitación que puede alquilarse, por si no llegas a la mensualidad de la hipoteca, y no hay que perder tampoco de vista que aunque ahora no sea algo que me plantee, quizás mañana quiera tener familia (me estoy resignando a lo de "madre soltera"). Pues habrá que meter al nuevo en algún sitio.

En fin... Se me hace raro eso de caminar para llegar a los sitios dentro de mi propia casa. Tengo que caminar para llegar a la cocina, al salón, al patio... Antes estaba todo al lado de mi habitación, de lo chiquito que era... Aunque agradezco tener pasillo, porque en un futuro quizás no demasiado lejano, será parte de la biblioteca.

Me gusta. Me gusta esa tranquilidad, y aunque estaré hipotecada hasta los setenta en el peor de los casos, estoy muy contenta por haberme mudado.

Cuando atravieso la puerta, tengo esa cálida sensación de "estoy en casa". Hacía tiempo que no la sentía. Espero que me dure mucho.

10 comentarios:

ChusZ dijo...

¡¡¡Weeee!!! ¡Enhorabuena por la adquisición! :D

Ysondra dijo...

Asias *^-^*

Cuando gustes, tas invitado xD =)

CARAMELO dijo...

Niñaaaa....¡Que exito!!!!...Muchas Felicitaciones para ti tambien...como ya sabes yo tambien me he metido en una hipoteca, lo unico es que no se en cuanto me va a salir la mensualidad y supongo que la mia será para el resto de la vida y al final todo lo que pague se me devolvera en emociones y no en una escritura.
Disfrutalo mucho y se muy feliz en tú nuevo espacio!!!!
Besitos...

Ysondra dijo...

Buah, Caramelo...

Vi lo de tu hipoteca también y me quedé super conetnta por ustedes =))))) Me lo dijo también Raza =) Espero que sean muy muy muy felices =))))))))))))))))) Y que te paguen con muchas emociones =)

Muchos besos y un súper abrazo =) Ahora sí que me tienes que dar la dire para las galletas xD

por cuerto, dentro de dos findes o así estré encerrada en casa haciendo galletas que tengo ya unas cuantas deudas gastronómicas contraídas xD =)

Kissitos!

Davros dijo...

Enhorawena crack. saludos

Ysondra dijo...

Neeeeeeeeeeeeeeeeeeng! Ya sabes! Si vienes por barcelona, ya sabes, pásate de visita! Y de paso me presentas a tu señora =)

Me dijo Tony que a veces te ve y todo pq tais en la misma compañía xD =)

Davros dijo...

Matizo, en la misma Empresa. Yo siempre tuve mejores compañias ! xD

Nashiel dijo...

Eiiiiiiiii

QUe he visto las fotitos con tu casa amuebladita en el facebook, k friki eres joia!!! jajajaja
pareces yo...libros por toas partes...

besitosssssssssssssss

Nashiel dijo...

Eiiiiiiiii

QUe he visto las fotitos con tu casa amuebladita en el facebook, k friki eres joia!!! jajajaja
pareces yo...libros por toas partes...

besitosssssssssssssss

Ysondra dijo...

Jajajaja, no no, tú pareces yo en todo caso xD

Ya sabes, casa es siemper libros casitodo xD =) Estoy muy contenta =) Es lo mismo que tenía en el otro piso, pero con más espacio. Ya ves... Aun me preguntan como me cabía todo eso en el piso pequeño xD Pues nada, jugando al tetris en vivo xD Lo único que compré fue la mesa del comedor y las sillas.

Espero que te vaya todo bien :*